El Sistema Educativo Peruano atiende aproximadamente a

Muchos de estos localizados en zonas vulnerables a la ocurrencia de fenómenos naturales como inundaciones, lluvias, heladas, friajes, sismos, tsunamis y movimientos de masas, los cuales ocasionan impactos negativos en la salud física y emocional de la comunidad educativa, infraestructura, generando la interrupción de las labores escolares.

En este contexto, el Ministerio de Educación tiene la responsabilidad de incorporar la educación en Gestión del Riesgo de Desastres con todos sus componentes y procesos, dentro de los marcos políticos, normativos, estrategias y programas, con la finalidad de hacer prevalecer el derecho a una educación de calidad en situaciones de emergencia por desastres.