CURRÍCULO NACIONAL
DE EDUCACIÓN BÁSICA

Son recursos que desarrollan las personas para actuar pertinente y efectivamente ante situaciones de la vida. En este sentido para este "saber hacer" no es suficiente conocer (tener conocimientos) sino poder aplicarlos en situaciones prácticas; por ejemplo, hablar en público, al leer un recibo de luz darme cuenta si me cobran lo justo o no, redactar una hoja de vida para presentarme a un empleo.

Sirven para responder a desafíos o retos en hechos y situaciones de la vida que exigen que combinemos conocimientos, habilidades, principios, valores.

Es la propuesta educativa que contiene los aprendizajes que las y los estudiantes deben lograr durante su etapa escolar. El nuevo Currículo Nacional de Educación Básica (CNEB), se viene aplicando desde el 2017 en inicial y primaria. En el 2019 se aplicará en las Instituciones educativas de inicial, primaria y secundaria.

Es importante comparar las diferencias que existen entre una educación tradicional y una educación por competencias.


Educación Tradicional

Educación por competencias

Los estudiantes adquieren conocimientos

Los estudiantes desarrollan competencias:
Conocimientos+capacidades+actitudes

Lo importante es la memoria.

Lo importante es comprender y aplicar lo que se aprende.

El profesor es protagonista: explica y transmite temas

Las y los estudiantes son protagonistas

El profesor elige temas pensando en las ciencias y disciplinas del saber.

Los temas se eligen pensando en situaciones de la realidad para que sean útiles para la vida.

Se trabajan los conocimientos de cada curso por separado.

Se trabaja procurando integrar conocimientos para resolver problemas.

Se evalúa cuánto sabe el estudiante.

Se evalúa el progreso en el desarrollo de competencias.

  • Es más manejable para docentes, de 68 (DCN) a 31 competencias (CNEB).

  • Se han precisado mejor las competencias, están más claras.

  • El DCN se centraba todavía en la apropiación de conocimientos. EL CNEB pone énfasis en el saber usar conocimientos.

Es importante porque permite centrar la atención en el desarrollo integral de las personas, y en progreso del país, ya que las competencias sirven para tomar decisiones y enfrentar las exigencias del mundo de hoy y del futuro.

De ninguna forma, los estudiantes aprenden más con un currículo por competencias porque necesitan buscar más información para encontrar la solución a un desafío y desplegar todos sus recursos para resolverlo.

El aprendizaje por competencias no se limita a tener información, sino también saber cómo, cuándo y para qué usarla.

Cuando los estudiantes participan más activamente en clases, cuando las actividades los motivan a pensar y desarrollar caminos diversos para resolver problemas y situaciones nuevas.

Planteándoles desafíos según su edad y posibilidades, tales como: organizar las tareas de limpieza de la casa, encargarse de hacer las compras y hacer las cuentas, escuchando sus opiniones, participando en las decisiones.

Informándose con los docentes sobre el Currículo y las nuevas formas de trabajo.

El Currículo Nacional de Educación Básica tiene siete enfoques. Uno de ellos es igualdad de género. Este enfoque busca que las y los estudiantes reconozcan que todas las personas somos igualmente valiosas sin importar nuestro sexo, condición económica, cultura orientación sexual o cualquier otra diferencia y por lo tanto merecemos respeto, y tenemos derecho a tener iguales oportunidades. Es un aprendizaje esencial para formar en ciudadanía.

Busca que las personas eliminemos prejuicios y estereotipos sobre cómo debemos ser y relacionarnos las mujeres y los hombres. Estos prejuicios y estereotipos llevan a tratar a las mujeres como "menos valiosas o inteligentes" que los hombres.

Queremos formar estudiantes que se relacionen de forma sana e igualitaria, sin discriminación y sin violencia.

La sexualidad es parte de la vida. El enfoque de sexualidad integral significa:

  • Desarrollar una autoestima saludable: conocer y cuidar nuestro cuerpo, establecer relaciones equitativas, justas, armónicas, solidarias y de respeto a nuestros derechos

  • Lograr vínculos afectivos y de protección en la familia, barrio y la sociedad.

  • Formar personas con valores comunes como el respeto, la inclusión y la responsabilidad

Desde esta perspectiva, las y los estudiantes toman mejores decisiones respecto a su sexualidad.

Es nuestro derecho como familia o apoderados, informarnos, qué competencias se espera que logren nuestras hijas e hijos y alentar sus progresos durante el año escolar. Para ello, es importante preguntar a docentes y tutoras/es cómo apoyar el trabajo que se hace en la escuela.

Falso. El CNEB, en cumplimiento de la Ley General de Educación, señala que la formación en valores es fundamental. Por ello, el CNEB plantea que los estudiantes analicen hechos de la vida cotidiana, de su propia vida y elijan conscientemente los valores para su bienestar propio y para una adecuada convivencia social.

Sin valores, no somos competentes, pues actuaríamos sin respeto a las personas, sin considerar el bienestar de nuestra familia y el progreso de nuestro país. El aprendizaje por competencias busca enseñar a sentir, pensar y actuar conforme a los principios y valores que nuestra sociedad requiere, sobre todo hoy en día.

Falso, la educación cívica forma parte del CNEB, promoviendo la valoración de nuestro país, nuestra identidad nacional y sobre la vasta riqueza que tenemos, centrada en las acciones que necesitamos peruanas y peruanos: por ejemplo: Soy peruana, quiero mi país, conozco cómo el Estado funciona para saber cómo ejercer mis derechos y pago mis impuestos pues soy consciente que es una contribución que debe ser utilizada para el progreso de todas y todos.